silentebrisaounmarviolento


Alabando en medio de la tormenta

Esta fue una carta que le escribí a una amiga reciéntemente. Ojalá te sea de utilidad su enseñanza, o más bien dicho, lecciones valiosas que se nos olvidan con frecuencia.
Amiga  Querida:

Por favor mi pequeña, te lo suplico, No estés tomando tranquilizantes a menos que un médico competente te los sugiera y con fundamentos suficientes de porqué te los suministra.  Mi vecina (una mujer hermosa y talentosa) cayó en una depresión terrible por estar medicándose. Eso afecta la Bioquímica de tu organismo.Ten mucho cuidado.

A todos nos pasa  ¿sabes?.  Hay días en que nuestra fe mengua y días cuando nuestra fe parece ser firme.

Esto del visado me dió nostalgia, pero dije, bueno Señor,  a lo mejor usas otro método. Pero me entristecí bastante. Yo he aprendido una lección, cuando me enfoco en el problema olvido que mi Dios es grande. Cuando alabo a mi Dios Grande, pese a mis problemas, todo lo demás se minimiza.

Estoy leyendo un libro que se llama “El Poder de la Alabanza” de Merlin R. Carothers y dice en una parte que nosotros alabamos a Dios sólo por lo que nos resulta conveniente o por lo que nos resulta grato, pero debemos alabar a Dios hasta por lo terrible, lo no grato, hasta por lo doloroso.  Pues esto también es parte de nuestra aceptación del plan de Dios para nosotros. No es el método que esperamos muchas veces, pero es el método que Dios necesita usar para cambiar algo en nosotros.

 Amiga,  yo he pasado mucho en la vida, no más que otras personas, pero sí he tenido varias experiencias difíciles: ver a mi padre en la cárcel injustamente (no tenía un centavo para pagar, apenas para darle de comer a mis hermanas), el abandono de mi madre cuando tenía 8 años, tres despidos injustos (tengo cartas para demostrar esto), he pasado hambre, muchas precariedades, he recibido humillaciones de familiares, amigos, hermanos en la fe, he sufrido infamias, maltratos verbales y Físicos de parte de personas que amo (yo me he defendido también, porque no puedo negarlo), el menosprecio de la familia  por prejuicios, , persecusiones por problemas financieros de mi papá , pobreza, empezar a trabajar desde los ocho años, en fin, todas estas cosas duelen, pero he decidio alabar a Dios por cada una de estas cosas, porque aunque sufrí, no fuera quien soy sino hubiera atravesado por este valle de lágrimas. Y aún falta tanto, porque yo aún necesito crecer.

Sin embargo, sin ninguna arrogancia puedo decirte con profunda sinceridad y convicción: Soy feliz, a pesar de tener este panorama tan gris, yo soy feliz y estoy agradecida a Dios por cada una de estas cosas que me ha pasado, han cambiado mi carácter, han suavizado mi temperamento, me han hecho ser más sensible y empática, soy pobre pero me siento rica, rica de bendiciones, Dios me ha provisto muchas cosas que ni pensaba que ocurrirían ni que tendría. Pero sobre todas las cosas, a través de estos sufrimientos he alzado mis ojos, he conocido a Jesús, he aprendido lecciones de fe.

Una experiencia: mi padre estaba en la cárcel y ya habían transcurrido dos meses, mi familia quería que pidieramos dinero a la iglesia y yo me negué rotundamente por lo qué  nos dijeron cosas horribles.

Y nada, yo estaba triste, pero una madrugada me levanté y dije; !ya no voy a llorar!, Dios yo sé que vas a sacar a mi papá de la cárcel, no tengo un centavo, pero tú lo vas a sacar y desde ahora voy a reir y a estar confiada. Y así lo hice. La gente me veía sonreir y pensaba que mi papá ya había salido y yo contestaba: no, aún no ha salido pero saldrá, Dios lo va a sacar. 

La gente se reía, pues pensaba que yo era una ilusa, pero no, yo tenía convicción. Y alababa a Dios porque mi papá estaba en la cárcel, yo pensaba que era para hacer algo grande, para mostrar su gloria, como cuando Lázaro murió (Juan 11)

 Incluso, había una conferencia internacional en mi iglesia y habían muchos hermanos que no tenían dinero para el hotel, así que invité a tres hermanas del Salvador a quedarse a dormir en mi casa (apenas teníamos espacio y dinero, pero lo hice).

Dos días después de haber decidido no llorar y alabar, estando las hermanas salvadoreñas en mi casa,  mis tíos llegaron muy de noche y me preguntaron si había una fiesta en la casa: yo le dije, no pero hospedaré a unas hermanas del Salvador, entonces gritó viendo al coche: NO hay espacio para ti!  y mi papá salió del coche. Amiga,  yo empecé a temblar de la alegría y a llorar de gratitud. Las hermanas que sabían la historia, se pusieron felices, alabaron a Dios con nosotros.

NO pagamos un centavo, porque demostraron que mi padre no tenía nada que ver con una estafa. Mis tíos fueron a desanimarlo a la cárcel y mi papá se puso a llorar. como diez minutos después de que mis tíos se fueron, liberaron a mi papá. Mi papá dijo que no tenía dinero y el mismo director de la cárcel lo llevó en su vehículo hasta donde estaban mis tíos, que casi se desmayan de la sorpresa.

 Amiga, alaba a Dios en medio de la tormenta. Tu no serías la persona tan encantadora que eres, llena de gracia y ternura, sin haber atravesado un mar de problemas.  Mi niña amada, alaba, aún cuando no te agrade la situación, tu puedes clamar a Dios. Mira Job, justo cuando le terminaron de decir todas las cosas horribles que le ocurrieron adoró a Dios: Jehová dió, Jehová quitó, sea el nombre de Dios bendito!  Alaba a Dios por tus problemas y bendice a aquellos que te han lastimado, pídele a Dios que te ayude a perdonar todas las cosas desagradables que han hecho contigo, pero alaba. Qué se vuelva un estilo de vida. Así como oras. tu oras mucho, alaba más.

Cuando a mi me han lastimado mucho, yo tomo mi Ipod que está lleno de alabanzas, me encierro en la habitación y empiezo a alabar a Dios. Por eso la gente ni se entera de las cosas que me pasan porque muy a menudo alabo, de hecho tengo más de diez pasajes bíblicos que he musicalizado por esta razón.

Te amo mucho, perdón por escribirte este testamento tan largo, pero creo que te puede ser de utilidad.  Espero que  cada día yo pueda aprender a alabar, en medio de la tormenta, quejarme menos,  y reitero alabar  más.

Lee estos dos  pasajes, por favor: 2 Crónicas 20 completo y Miqueas capítulo 7. Te amo mucho amiga

“Y esta es la Vida Eterna: que te conozcan a ti el Único Dios Verdadero y a Jesucristo a quien has enviado”  Juan 17:3


2 comentarios so far
Deja un comentario

Lindo mensaje, Dios los siga usando para ser de bendición a los que leen los mensajes que Dios les inspira.

Comentario por Elizabeth

Waooo que hermoso mensaje de veras que siento ahora muchos motivos para alabar y apesar de la tormenta que estoy pasando Dios tiene el control, aunque hay dias que mi fe se quebranta estoy aprendiendo que no hay motivos y por medio de la oracion recupero mis fuerzas para seguir luchando hasta cuando llegue la victoria.

Dios te bendiga x tan lindo mensaje

Comentario por milagros




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: