silentebrisaounmarviolento


Nuestra Identidad en Cristo
abril 14, 2011, 11:37 pm
Filed under: Cultura y Cristianismo, Nuestra identidad en Cristo

Mi vida no ha sido muy fácil. Desde pequeña pude experimentar  mucho rechazo, a la verdad no me sentía muy querida por mi madre. Mucho tiempo después supe que había sido presionada para abortarme, pero ella decidió no hacerlo. Siendo muy niña ví mucha violencia en mi hogar, mi padre fue infiel muchas veces y eso generó grandes conflictos, maltrato verbal, abuso físico y agresiones violentas. A mis ocho años de edad mi madre decidió abandonarnos a mí y a mis dos hermanas dejándonos con nuestro padre, quién pese a que no fue “un buen esposo” fue un Padre extraordinario. Sin embargo la partida de mi madre ahondó mi sentimiento de rechazo, abandono, de no sentirme valiosa, de no sentirme amada. Por muchos años creí que yo era la culpable de que mamá se fuera. Hoy sé que no fue así. En todo éste sufrimiento, Dios estaba orquestando un plan maravilloso para salvar mi vida y hacer de mí lo que hoy, por su Gracia, soy.

Me convertí a los 14 años y empezó mi caminar con Dios, que no fue sencillo tampoco. Me casé a los 26 años y pese a que éramos creyentes ambos, pasé por serias dificultades en mi matrimonio, lo que me llevó a una  depresión profunda. Leí un libro llamado “Victoria sobre la Oscuridad” (de Anderson Neill), lo leí con gran escepicismo porque creí que hablaba cosas como “metafísicas”, pero no fue así,  Encontré una lista muy similar a ésta y entendí que Dios no estaba decepcionada de mí aunque yo le fallara. Su amor es inmutable (Romanos 8,  Salmos 139, Oseas 6,7,11,14; Isaías 42-43,49,63;   y muchos otros pasajes más lo corroboran), Dios es fiel aunque nosotros no.  Él no me abandona a pesar de mi pecado, Él me busca y me alienta a retomar el camino.

Este es el glorioso evangelio de la Segunda Oportunidad, el Evangelio de la Gracia, plagado de misericordia, perdón, compasión y bondad pero demanda de mí, una  respuesta reverente y responsable al usar mi libertad.  La Gracia no es una excusa para pecar deliberadamente (Romanos 6, Hebreos 9,10 y 11; 1 Juan 2 y 3; Gálatas 5 y 6) sino todo lo contrario. El amor inmerecido de Dios nos lleva a sentirnos tan asombrados de que nos ame a pesar de que nos conoce bien, sabe lo que pensamos, decimos y hemos hecho, conoce nuestras intenciones muchas veces nada piadosas y aún así nos ama.

Si eres un Cristiano que se siente mal porque ha fallado demasiado o has caído varias veces en un mismo pecado, quiero decirte que no porque hayas pecado “no eres cristiano”. Ser Cristiano no significa ser perfecto, seremos perfectos cuando estemos en la Gloria, pero aquí muchas veces caeremos.  El hecho de que te sientas mal, lejos de ser la evidencia de que no eres cristiano, es un buen indicio de que Dios está en tí. El hombre que no conoce a Dios tiene la conciencia cauterizada, es insensible ante su maldad. Así que, sigue adelante, no eres el peor.  ¿Tú pondrías  a un asesino  a dirigir a una nación? ¿O pondrías a un suicida como líder o pastor? ¿Pondrías a un arrogante traidor a cargo de tu empresa? ¿Llamarías a un ambicioso, temperamental y violento hombre a aconsejar a tu iglesia? ¿Te volverías a casar con una ex esposa  que te ha sido infiel ciento de veces?

Seguramente contestaste a todo NO. Yo tampoco. Pero Dios sí.  Asesino prófugo: Moisés;  Depresivo-Suicida: Elías; Arrogante traidor: Pedro; El ambicioso y violento “hijo del Trueno” Juan, quien fuera llamado luego “El discípulo del amor”, La esposa adúltera somos tú y yo. ¡Dios sabe cuánto le hemos sido infieles! Sabe cuántas veces hemos preferido ver TV a leer su Palabra, sabe cuántas veces hemos participado de actividades nada santas, Dios sabe,cuántas horas usamos a leer emails y a chatear y que tan poco oramos, cuántas veces para que no piensen que somos “cristianos tibios” nos metemos en mil actividades en la iglesia porque a veces nos importa más la aprobación de nuestros líderes que pasar tiempo con el Señor en lo secreto de nuestras habitaciones. Dios sabe cuántas veces hemos deshonrado su nombre con un comportamiento inadecuado… Él sabe, Él sabe… Pero aún así no nos desprecia si vamos con un corazón sincero y humilde a limpiar nuestras vestiduras tantas veces al día.

Cuánto más conozco al Señor más consciente me hago de mi pecaminosidad, vulnerabilidad y falta de reverencia. No sabemos quién es Dios, si lo supieramos,  fuéramos muy distintos…

No obstante, cada vez que atravieso valles de sombra, o he sido víctima de juicios inclementes, que alguien me insulta o me desprecia, leo esta lista, porque a pesar de mis fallas, ésto es lo que soy para Dios y eso es lo que importa. 

En Cristo

Tengo Valor:

Mateo 5:13                        Soy la sal de la tierra.                                    
Mateo 5:14                        Soy la luz del mundo.                                   
Juan 1:12, Romanos 8:14-16, 1Juan 3:1-3            Soy hijo de Dios.            

Mateo 15:1,5                     Soy parte de la vid verdadera y un canal de la vida de Cristo.  

Juan 15:15-19                    Soy amigo de Cristo.                    
Juan  15:16                         Soy elegido por Cristo para llevar su fruto.

Hechos 1:8                         Soy testigo personal de Cristo.

1 Corintios 3:16                 Soy templo-morada- de Dios.                  

1 Corintios 12:27              Soy miembro del Cuerpo de Cristo.       

 2 Corintios 5:17-18         Soy ministro de reconciliación para Dios.

1 Corintios 3:9, 2 Cor. 6:1             Soy colaborador de Dios                             

Efesios 1:1                          Soy un Santo                                                   

Efesios 2:6                          He sido resucitado y sentado con Cristo en el cielo.

Efesios 2:6                          Soy hechura de Dios.

Soy Aceptado:

Renuncio a la mentira de que soy rechazado, que no me aman, que soy sucio o doy vergüenza, porque en Cristo soy completamente aceptado.

Juan 15:5                            Soy amigo de Cristo

Romanos 5:1                      He sido justificado
1 Corintios 6:17                Estoy unido con el Señor y soy un espíritu con Él.
 1Corintios 6:20               He sido comprado por un precio; pertenezco a Dios.
1 Corintios 12:24             Soy miembro del cuerpo de Cristo

 2 Corintios 5:21              He sido justificado.

Efesios 1:5                          He sido adoptado como hijo de Dios.

Efesios 2:18                        Tengo acceso directo hacia Dios por medio del Espíritu.

Efesios 1:5                          He sido adoptado como hijo de Dios.

Efesios 2:18                        Tengo acceso directo a Dios por medio del Espíritu Santo.

Efesios 2:19                        Soy del hogar de Dios.

Efesios 2:19                        Soy conciudadano del resto de la familia de Dios.

Efesios 3:12                        Puedo acercarme a Dios sin impedimento, con libertad y confianza.

Colosenses 1:14               He sido redimido y perdonado de TODOS mis pecados. Mi deuda ha sido saldada.

Colosenses 2:10               Estoy completo en Cristo.

Estoy Seguro:

Renuncio a la mentira de que soy culpable, estoy solo, no tengo protección o que estoy abandonado, porque en Cristo estoy completamente seguro.

Juan 1:12, Gál.3:26-28   Soy hijo de Dios 

Romanos 8:28                   Estoy seguro que todas las cosas ayudan a bien.

Romanos 8:35                   No puedo ser separado del amor de Dios.

Romanos 8:1                     Para siempre estoy libre de toda condenación

Romanos 8:33                  Estoy libre de las acusaciones de condenación que haya en mi contra.

2 Corintios 1:21                He sido establecido, ungido y sellado por Dios.

Efesios 1:13-14                 He recibido el Espíritu Santo como una promesa, una garantía de mi herencia venidera.

Colosenses  1:13              He sido rescatado del dominio de Satanás y cambiado al reino de Cristo.

Colosenses 3:3                 Estoy escondido con Cristo en Dios.

Filipenses 1:6                    Estoy persuadido que la buena obra que Dios ha empezado en mí la perfeccionará.

Filipenses 4:13                  Puedo hacer todas las cosas por medio de Aquel que me fortalece.

2  Timoteo 1:7                   no  he recibido espíritu de cobardía, sino de poder, Amor y dominio propio.

Hebreos 4:16                    Puedo encontrar misericordia en tiempo de  necesidad.

1 Juan 5:1-18                     He sido engendrado por Dios y el maligno no me puede tocar. 

 Estos versículos son verdad, no  por lo que usted y yo hemos hecho. Son verdad por lo que Cristo ha hecho”

(Anderson, Neil                    Caminando en la luz, Editorial Unilit, 1993, pág.92-93)

Si creo que soy una basura actuaré como tal, si creo que vengo de un animal, me terminaré pareciendo a ellos, pero si Creo lo que Dios piensa de mí, mi vida súbitamente tiene sentido, valor y propósito. Puedo encarar cualquier dificultad, pues sé que mi vida tiene valía para él, puedo levantarme de las cenizas porque Él sostiene mi mano, Sé que no estoy sola aún cuando atraviese el valle de lágrimas o el valle de sombras de muerte.  Puedo acercarme a Él, no huir ni alejarme al fallar, porque sé que Él me comprende, padeció las mismas batallas que yo, pero Él venció y me puede dar Gracia para Vencer. Sé que todo ésto pasará, pero su amor por mí siempre será el mismo incondicionalmente. Maravilloso Dios.


2 comentarios so far
Deja un comentario

GRACIAS SEÑOR JESUCRISTO HOY ME HAS HABLADO NUEVAMENTE, ME HE CAIDO MIL VECES, HE PECADO POSIBLEMENTE IGUAL EN NUMERO DE OCASIONES, PERO HEME AQUI MI CRISTO!!! EN TU NOMBRE ME HE LEVANDO, Y ME SEGUIRE LEVANTANDO…ALABADO SEAS MI SEÑOR JESUS…TE AMO….

Comentario por Marivy

Estimada Marivy hay un pasaje que me encanta y me llena de fuerza cada vez que leo: Miqueas 7:8-10 y luego los versos 18-20

8 Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz.
9 La ira de Jehová soportaré, porque pequé contra él, hasta que juzgue mi causa y haga mi justicia; él me sacará a luz; veré su justicia.

10 Y mi enemiga lo verá, y la cubrirá vergüenza la que me decía: ¿Dónde está Jehová tu Dios? Mis ojos la verán; ahora será hollada como lodo de las calles

Miqueas 7:18-20

18 ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.

19 El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.

20 Cumplirás la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

Ese es el Dios Maravilloso al que amamos y servimos. No es un Dios tirano que nos desecha por nuestras faltas, es un Dios tierno y compasivo que hace de nuestras caídas y fallas oportunidades para parecernos más a Jesús. Perderemos batallas, pero la guerra ya fue ganada en la cruz del Calvario por Cristo Jesús. ¿Quién nos podrá separar de su amor? Ni lo alto, ni lo profundo ni ninguna cosa.

Comentario por silentebrisaounmarviolento




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: